01/24/17

palabras introductorias

No soy un escritor; acaso (y no siempre acertado) el eco de otras voces… fantasmas desolados que alientan con trazos mis desvelos, que desgarran el sueño con palabras (sonidos detenidos como huellas desafiando el tiempo, desafiando el ocre del olvido)… me duelen los silencios, me duele amanecer y enmudecer, cuando un sentimiento retumba ante mis ojos, cuando un espectro se descalza para confesar lo que el amor o el dolor no equivoco.

Soy sólo otro elemento de la madrugada, hechizado por los rasgos que se niegan a ceder su espacio, que escapan ilesos de la desmemoria…

 El Ángel de Alas Turbias

Diciembre de 2016

10/28/17

Granate

Eres como una obsesión en mi pensamiento. Tienes la virtualidad terrible de sujetar el vuelo de mi voluntad circunscribiéndolo al estrecho horizonte de tu amor espurio, encendido voluptuoso. Cuando te siento palpitar junto a mi en las horas tumultuosas y exaltadas del deseo, experimento la misma turbadora sensación del que camina junto a la boca sonora de un abismo donde necesariamente tendrá que perecer y llamo a mi voluntad extinta y me responde solo el eco claro y sensual de tu voz que me persigue y acosa con refinada tenacidad y que se me clava al fin todo vibrante, como un dardo sutil recién disparado en el desasosiego de la carne atormentada.

Tengo miedo de ti, pero en vano acudo a mi cerebro en busca de un pretexto para abandonarte. Me matas y yo mismo asisto a mi anulamiento definitivo sin que un gesto rebelde, reaccionario, sacude mi coraje de nervios; con la infantil docilidad de un salvaje rindo en tu culto a un amor cuyo reto bárbaro necesita una víctima que ofrendar a la crueldad impasible de sus dioses.

Y soy yo mismo quien se ofrece para ser retorcido y asfixiado por las sierpes robustas de tus pasiones
primitivas

Y así vivo, es decir … así muero

Nicolás Guillén

Granate

 

09/5/17

Lo que queda

Lo que queda

Aunque después la tierra nos proteja
hasta de todo, menos de su abrazo
que desintegra y pulveriza
y verdaderamente mata.
Aunque un día la luz se nos nublo
para siempre (la de aquí abajo, digo).
aunque entonces ya estaremos tranquilos
muy encerraditos en una caja con su
                                              /forro de seda
– pobre seda que ha pudrirse pronto
y se caerá a pedazos
sobre lo que aún nos queda de nosotros.

Aunque eso no importa.
No importa, porque quedan nuestros versos
Nuestro amor a la luz que sigue ardiendo,
Al amor mismo, a lo que hemos tocado
Y besado y guardado en el bolsillo
Y en el cajón del escritorio
Y la hojita de yerba en aquel libro
Y todo, lo que fuimos
Lo que hemos de seguir siendo

Hasta que un día, una vez, alguien pregunte
¿Qué es esto?, ¿Quién lo guardo?, ¿Para qué?
¿Cuándo?
Y entonces ya de verdad habremos muerto.

                                             Eugenio Florit

08/18/17

Ausencia

No solo porque la noche se ha hecho inmensa y se desborda como lluvia entre los dedos;  no solo porque a esta hora desfilan a mi encuentro (como fragmentos hechos de nostalgias) recuerdos que me cuentan de ti… que me hablan de ti.

No solo porque la ausencia desteje los abrazos y el tiempo se aletarga y duele con el signo y la violencia de la desmemoria y tu voz me asecha en medio de la nada con destellos de palabras… destellos que gravitan a mi sombra dejando un ardor en la garganta…

Es que no sé cómo arrancarme este silencio; como salvarme de la ausencia.

El Ángel de Alas Turbias

07/4/17

Bukowski / Causa y efecto

Charles Bukowski nació en Andernach, en Alemania, en 1920. Lo trasladaron a los dos años a Los Ángeles, donde residido siempre. Su infancia estuvo marcada por constantes enfrentamientos con su padre y desavenencias con su madre, en un entorno familiar acosado por la violencia, el paro y el enrarecido ambiente patriótico norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial. También estuvo marcada por una terrible infección de acné en la piel, que le dejó marcas en la cara para el resto de su vida, y por su afición al boxeo y a las bibliotecas. Durante muchos años sobrevivió en la jungla urbana, entre empleos episódicos, peleas y borracheras sin destino.

Durante muchos años, y tras un breve paso por la universidad, se ganó la vida con trabajos manuales temporales, espaciados por los periodos de vacaciones que se tomaba cuando tenía suerte en las apuestas del hipódromo, afición que reflejó continuamente en su obra. Empezó a escribir cuentos muy joven pero, tras un primer relato publicado por una revista en 1944, abandonó la literatura por un espacio de diez años, en los que sentó los cimientos de su leyenda alcohólica.

Empezó a publicar poesías y relatos cortos en revistas underground, hasta que a los 49 años, después de haber trabajado los últimos 20 en el servicio de correos (como repartidor), dejó el trabajo y se dedicó sólo a escribir, su fruto fue Cartero (1970), su primera novela. A ésta seguirían otras cinco, todas protagonizadas por Henry «Hank» Chinaski, alter ego del propio Bukowski. El éxito lo convirtió en escritor de culto y poco a poco su popularidad se extendió más allá del nuevo continente. Las lecturas de poesía y esporádicos viajes (uno de ellos a Europa, visitando su pueblo natal y reencontrándose con familiares lejanos) convirtieron sus últimos años de vida en una constante lucha contra la comodidad y el aburguesamiento, y fruto de ello publicó Peleando a la Contra, un auténtico testamento oficial y la auténtica biografía de Charles Bukowski.

Poemas de Charles Bukowski: Causa y Efecto

 

07/3/17

Fernando Pessoa

Fernando Pessoa nació en Lisboa el 13 de junio, a las 3 de la tarde. Entre 1895 y 1905 vivió en Durban, Sudáfrica, donde su padre era cónsul, de forma que el idioma inglés se convirtió en su segunda lengua; de hecho, trabajó como traductor técnico y sus primeros trabajos están escritos en inglés. Está considerado como uno de los poetas más importantes de la literatura portuguesa.

Perdió a su padre cuando contaba cinco años de edad y su madre contrajo matrimonio de nuevo con un diplomático y la nueva familia se radicó en Sudáfrica en la ciudad de El Cabo. A los 17 años regresó a Portugal y vivió en Lisboa el resto de su vida. En 1906 se matricula en el Curso Superior de Letras en Lisboa, pero lo abandona un año más tarde.

En 1914 empieza a escribir poemas de sus heterónimos (personalidades dentro de sí mismo, distintos alter egos). Colabora en revistas culturales como Orfeu que surge en 1915, Atena dirigida por él mismo y Ruy Vaz.

En 1926 Pessoa requiere la patente de invención de un Anuario Indicador Sintético, por Nombres y Otras Clasificaciones, Consultable en Cualquier Lengua. En esta época dirige junto con su cuñado la Revista de Comercio y Contabilidad. En 1934 aparece Mensangen, el único libro que se publicó mientras vivía Había aprendido bien el inglés y el francés y se dedicó a escribir y traducir documentos para diferentes empresas comerciales; esto le permitió sobrevivir económicamente mientras creaba su obra, representada en poesía y prosa. Contó con gran libertad en su trabajo y nunca se vio obligado a cumplir horarios estrictos, lo cual facilitó aún más su creación La mayor parte de la obra de Pessoa se ha publicado póstumamente y sólo en los últimos años ha empezado a ser valorada. La mayor parte de ella la escribió en inglés, si bien creó igualmente en portugués y francés.

Se le describe como solitario y tímido, no habiendo tenido sino una relación amorosa breve en toda su vida. Introdujo en su país las corrientes literarias en auge en su época como el modernismo o el futurismo y se convirtió en el principal foco estético de la vanguardia portuguesa.

Pessoa Fallece el 30 de noviembre de 1945 en Lisboa, Portugal

Selección de Poesía: Fernando Pessoa: Corazón de nadie

06/26/17

Yo pronuncio tu nombre en la noche oscura.

Federico Gracia Lorca nace el 5 de junio de 1898 en Granada (España).

Hijo del hacendado Federico García Rodríguez y de la maestra Vicenta Lorca.
De salud enfermiza y mal estudiante, se graduó luego de sortear varios obstáculos, en la Universidad de Granada, como abogado. Estudió música (piano) pero por influencia de su madre y de Don Fernando de los Ríos, comenzó a inclinarse por la poesía. Su primer artículo, data de 1917, y fue con motivo del aniversario de José Zorrilla.

Federico Gracia Lorca nace el 5 de junio de 1898 en Granada (España).

Hijo del hacendado Federico García Rodríguez y de la maestra Vicenta Lorca.
De salud enfermiza y mal estudiante, se graduó luego de sortear varios obstáculos, en la Universidad de Granada, como abogado. Estudió música (piano) pero por influencia de su madre y de Don Fernando de los Ríos, comenzó a inclinarse por la poesía. Su primer artículo, data de 1917, y fue con motivo del aniversario de José Zorrilla.

Su obra muestra la influencia de autores como Benito Pérez Galdós, Miguel de Unamuno, José Ortega y Gasset, Lope de Vega, Juan Ramón Jiménez, Antonio y Manuel Machado, entre otros.

No te conoce nadie. No. Pero yo te canto.
Yo canto para luego tu perfil y tu gracia.
La madurez insigne de tu conocimiento.
Tu apetencia de muerte y el gusto de su boca.
La tristeza que tuvo tu valiente alegría.

Su padre lo ayudó económicamente para que en 1918 apareciera su primer libro “Impresiones y Paisajes”. En teatro, estrenó en 1920 “El maleficio de la mariposa”. En 1921 “Libro de poemas” (Antología) y en 1923 “La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón” (Comedia de títeres). Publicó “Canciones” en 1927, y al año siguiente surgió la Revista Literaria “Gallo” de la cual solo dos números fueron editados. Aparece ese mismo año el libro “Primer romancero gitano”, donde expresa con grandes metáforas y abundancia de símbolos (La luna, los colores, los caballos, los peces) sentimientos sobre el amor y la muerte en una mítica Andalucía.

La noche llama temblando
al cristal de los balcones,
perseguida por los mil
perros que no la conocen,
y un olor de vino y ámbar
viene de los corredores.

En 1929 viajó a Nueva York, donde publicó “Poeta en Nueva York” Un año más tarde se dirigió a La Habana, donde escribió “Así pasen cinco años” y “El público”. Ese mismo año regresó a España donde se estrenaba “La zapatera prodigiosa”, su farsa popular, que enfrenta realidad e imaginación. Su producción siguió creciendo: “Bodas de sangre”, “Yerma” y “Doña Rosita la soltera” fueron escritas con el gran apoyo moral y financiero de su amigo Fernando de los Ríos.

Luego, sobrevinieron, en 1936, “Diván del Tamarit” y “Sonetos del amor oscuro”. En “La casa de Bernarda Alba”, afronta el drama de la represión de lamujer y la intolerancia.

Falleció fusilado en Granada, víctima del fascismo, durante la Guerra Civil española, a pesar de no haberse afiliado a ninguna fracción política, aproximadamente el 19 de agosto de 1936.

Yo pronuncio tu nombre en la noche oscura Poesía Federico García Lorca

06/22/17

Mis voces cantando

Al hablar y exponer algunos de los versos de Alejandra Pizarnik, inevitablemente; me hago eco de Ingravidez (http://dudas.cubava.cu/)

El 29 de abril de 1936, en Buenos Aires, nace la poetisa Flora Pizarnik Bromiker, quien es considerada una de las voces cimeras de la poesía argentina.

Su infancia fue muy complicada. Tenía graves problemas de acné y una marcada tendencia a subir de peso. Estas eventualidades minaban seriamente su autoestima. La autopercepción de su cuerpo y su continua comparación con su hermana la complicaron de manera obsesiva. Es posible que comenzara, por esta razón, a ingerir, que le provocaban prolongados períodos con trastornos del sueño, euforia e insomnio. Alejandra padecía lo que se conoce como trastorno límite de la personalidad.

En 1954 ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Permaneció como estudiante de la Facultad hasta 1957, tomando cursos de literatura, periodismo y filosofía, pero no terminó sus estudios.

Lectora profunda de muchos y grandes autores durante su vida, intentó ahondar en los temas de sus lecturas y aprender de lo que otros habían escrito. Así se motivó tempranamente por la literatura y por el inconsciente, lo que a su vez hizo que se interesara por el psicoanálisis
Su primer libro fue La tierra más ajena (1955), editado en Botella al mar. Más tarde publicó La última inocencia (1956), volumen dedicado a su psicoanalista Oscar Ostrov, y Las aventuras perdidas (1958).

Entre 1960 y 1964, Pizarnik vivió en París donde trabajó para la revista Cuadernos y algunas editoriales francesas, publicó poemas y críticas en varios diarios, Allí entabló amistad con Julio Cortázar y Octavio Paz, entre otros, siendo este último el prologuista de Árbol de Diana (1962), su cuarto poemario, en el que ya se refleja plenamente la madurez como autora que estaba alcanzando en Europa. Regresó a Buenos Aires en 1964, publicando sus poemarios más importantes: Los trabajos y las noches (1965), Extracción de la piedra de la locura (1968) o El infierno musical (1971).

En 1969 recibió la beca Guggenheim, lo que le permitió viajar a Nueva York, y en 1971 una Fullbright. El 25 de septiembre de 1972, a los 36 años, se quitó la vida ingiriendo 50 pastillas de un barbitúrico durante un fin de semana en el que había salido con permiso del hospital psiquiátrico de Buenos Aires, donde se hallaba internada a consecuencia de su cuadro depresivo y tras dos intentos de suicidio. faltó tiempo para la gran empresa literaria. Alejandra decía que tenía que escribir una novela y que habría de aprender una nueva gramática para llegar a ese fin que rondaba por su cabeza.

Hoy, tiene un monumento en la calle Güemes en Avellaneda.

Mis voces cantando Poesía de Alejandra Pizarnik

06/19/17

VI

(VI)

Mi cita es con el mar,
un espejismo formado ante el reclamo de los ojos.
Al viejo pueblo no le asustan los destellos,
esta sombra
que camina sin contornos
¿A donde?
si vuelves a olvidar el ansia de mis cuerdas,
el equilibrio que confunde,
que nos niega esta ilusión,
de anhelo sobre el pecho.

Mi cita es con el mar,
y esta muchacha que no sé si espera.

El Ángel de Alas Turbias

 

06/2/17

Confesiones de última hora

El 10 de marzo de 1944 nace el poeta, cineasta, narrador y periodista Victor Casaus.

No he aprendido a economizarme tengo
ferocidades y ternuras para repartir
sobre la tierra
Esa furia no me salvará de los infartos
de las ansiedades
pero sí de esa muerte lentísima
que el amor llama costumbre…

Casaus pertenece a una generación poética que se da a conocer a mediados de la década del 60, en “El caimán barbudo”, publicación de la cual es fundador, junto a otros escritores en los que se encentraba Luis Rogelio Nogueras.

Su prestigio literario le llevó a ser jurado del Premio Casa de las Américas en los años 1971; 1981; y 1996 y ha participado en numerosos eventos literarios de América Latina y Europa (V Encuentro de Poetas del Mundo Latino (México, 1990) y El Tercer Festival de los Poetas (Roma, 1981), el Congreso de Latinoamericanistas Europeos, Salamanca, 1996 y el II Festival Mundial de Poesía, Venezuela, 2005.)

Pero los que ahora hacemos
el amor sobre esta isla y sobre esta otra isla 
enorme que es la Tierra los que violamos
la soledad simulada de los parques
los que huimos a escapadas a cuartos silenciosos en los que dejamos
toda la alegría y toda la tristeza del amor
conocemos sin embargo esa especie de furia
en que estaban envueltos

Ha realizado una intensa labor de difusión de su trabajo literario y cinematográfico ofreciendo recitales de poesía, conferencias y muestras fílmicas en universidades y otros centros culturales de Colombia, Argentina, Uruguay, Nicaragua, Chile, Puerto Rico, Venezuela, Perú, España, Estados Unidos y Suiza.

Poemas suyos han sido traducidos al inglés, francés, ruso, portugués, italiano, checo y polaco. La exposición de poemas-murales Los ojos sobre el pañuelo reunió a 25 importantes pintores cubanos que ilustraron textos del libro homónimo, ganador del Premio Latinoamericano de Poesía “Rubén Darío” 1982.

Víctor Casaus es el fundador y actual director del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, una institución cultural independiente, sin fines de lucro, creada en La Habana en 1996. En este centro dirige, además, Ediciones La Memoria, y fundó, con Abel Casaus y otros colegas en 1999 los salones y coloquios internacionales anuales de Arte Digital.

Poesía de Víctor Casaus  confesiones de última hora

05/26/17

Desnuda y para siempre

Desnuda y para siempre

Fragmentos de historias
toman forma entre las líneas.
Una mujer se me desnuda y para siempre
                                        /le retengo entre mis límites,
me acaricia su proximidad.

Sobre la mesa
quedan estrujadas las imágenes que no alcance a decir…

25/05/2017

El Ángel de Alas Turbias

Poesía de Carilda Oliver Labra Desnuda y para siempre

05/22/17

Acierto

Acierto

He venido a confundirme en tu silencio,
en  el hallazgo de saberte carne y huesos,
y algo más libre de espasmos.

Me llegara la tarde antes,
su suave pausa… las gaviotas

He llegado bordeando la distancia,
(ese remoto acuerdo de la imagen)
para decir desde mis sombras,
que también hay comienzos eternos

El Ángel de Alas Turbias

05/12/17

Colores y palabras que se expanden

Colores y palabras se expande en la noche… almas antiguas se entrelazan, se mezclan cuerpos; se agolpan formas en trazos indecibles…

José Luis Fariñas es pintor, dibujante, ilustrador y escrito cubano, nacido en la Habana en el año 1972 es además Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

En 1987 se gradúa en la escuela de artes plásticas Paulita Concepción y luego matricula en San Alejandro, culmina estudios obteniendo título de oro.

Sus ilustraciones aparecen en importantes publicaciones de las más prestigiosas editoriales de Cuba. Narraciones suyas forman parte de la antología realizada por Salvador Redonet en Novísimos narradores cubanos, Universidad de Zaragoza, 1999 y en El ánfora del Diablo, Letras Cubanas, 2000.

La Gaceta de Cuba le otorgó la Beca de Creación Prometeo en su edición del 2002.

Sus ilustraciones complementan los textos que aparecen en el libro El Diablo Ilustrado

Textos seleccionados y recopilados desde La Pupila Insomne:

José Luis Fariñas Sin memoria de otras rutas

05/8/17

Anne Sexton

No temo confesar que hace sólo unas pocas semanas supe de la existencia de Anne Sexton de la mano de Duda, también sirvió para percatarme, que exceptuando a Dulce María Loynaz, no he hecho entradas sobre poesía femenina… con esta, pretendo redimir mi error.

Anne Gray Harvey nació el 9 de noviembre de 1928 en Massachusetts. Su primer contacto con la depresión fue en el posparto de su primera hija. En 1945 estudió en un colegio-pensión, la Rogers Hall School, en Lowell. Se casó en 1948 con Alfred Muller Sexton II, conocido por el pseudónimo «Kayo». Vivieron juntos hasta su divorcio en 1973, y tuvieron dos hijas, Linda Gray Sexton (1953), que más tarde se haría novelista, y Joyce Sexton (1955).

En 1954 se le diagnosticó depresión postparto, sufrió su primer colapso nervioso, y fue admitida en el hospital Westwood Lodge. Después del nacimiento de su segunda hija, Sexton sufrió otra crisis y fue hospitalizada de nuevo. Ese mismo año, en su cumpleaños intentó suicidarse.

En 1957 se unió a un taller de poesía animada por Jonh Holmes. Sexton ofrece al lector una visión íntima de la angustia emocional que caracterizó su vida. Anne convirtió la experiencia de ser mujer en el tema central en su poesía, es la figura moderna del poeta confesionalista, a pesar de que soportó críticas por tratar asuntos entonces todavía tabú, fue una mujer reconocida y premiada, ganadora del Pulitzer de poesía en 1967 por su libro Live or Die (Vive o muere), y luego jurado del prestigioso premio. También le fue otorgada, en agosto de 1959, la beca Robert Frost. Su poesía confesional la convirtió en una de las escritoras más famosas de su país.

El 4 de octubre de 1974, Anne Sexton almorzó con Maxine Kumin para revisar las impresiones del manuscrito de El horrible remar hacia Dios, al volver a casa se ​​puso el abrigo de piel de su madre, se quitó sus anillos, se sirvió un vaso con vodka, se encerró en el garaje y se suicidó  inhalado el monóxido de carbono que salía de su auto encendido.

Sus restos se hallan en el cementerio-crematorio de Forest Hills, a las afueras de Boston.

Poesía de Anne Sexton Y todo esto es metáfora

05/2/17

Oliverio Girondo

Me orbitan y entrecruzan versos de Oliverio; salvan de este abril que se escurrió en silencio, una mirada intangible se posa contorneando las palabras, sin saber a esta hora, que es mi noche.

Oliverio Girondo es uno de los más importantes escritores Argentinos del Siglo XX; el haber nacido en una familia adinera le brinda la posibilidad de viajar y estudiar en Paris e Inglaterra y logra hacer publicaciones desde muy joven, en 1922 publica su primer libro “Veinte poemas para ser leídos en el tranvía”, seguidos luego por “Calcomanías”, y en 1925, “Espantapájaros”.

…Tú fumas la pipa en compañía de un amigo. El mar te ha endurecido las pupilas. Has visto demasiados atardeceres. ¿Con qué puerto, con qué ciudad no te has acostado alguna noche? ¿Las velas serán capaces de brindarte un horizonte nuevo? Un día en que la calma ya es una maldición, bajas a tu cucheta, desanudas un pañuelo de seda…

Sus primeros poemas, llenos de color e ironía, superan el simple apunte pintoresco y constituyen una exaltación del cosmopolitismo y de la nueva vida urbana e intentan una crítica de costumbres. Junto a Borges, Raúl Gonzales, Leopoldo Marechal se caracterizó por un estilo vanguardista y elitista.

En 1961 Oliverio Girondo sufre un grave accidente que le disminuye físicamente y fallece seis años después en Buenos Aires.

Fragmentos tomados del libro “Espantapájaros” Letras huérfanas